Malta, decepcionante isla del Mediterráneo

País miembro de la Unión Europea, Malta es una pequeña isla situada al sur de Italia que decidí visitar en ocasión de mi cumpleaños. Malta tiene mucho por ofrecer, leí en varios sitios de turismo: playas fascinantes, gente amable, sitios maravillosos, comida para chuparse los dedos. No, no es así. No hay varias, sino una sola playa fascinante. La gente no es amable. Los lugares maravillosos son contados y para encontrar buena comida se debe tener mucha suerte. Malta es uno de esos lugares que se pueden visitar una vez en la vida pero que no se querrá visitar de nuevo.

La Valeta

Continua a leggere

Share Button

Wanna cook?

When my brother first saw me wearing these shoes, he asked if they were the female version of Mr. White’s. I simply asked him if he wanted to cook. Yeah, we are Breaking Bad fans.

Share Button

Comida siciliana: vulissi un calzoni

Si mi memoria no me falla, fue en tercero básico que aprendí la geografía europea. Miss Letty, mi maestra de secundaria y quién recuerdo con cariño, nos hacía estudiar todo:  los países, las capitales, los continentes, los ríos, los lagos, los mares, los volcanes, las montañas, las islas…en fin, todo. Sus exámenes eran yuca como decimos en Guatemala, es decir difíciles. Aparte de preguntas con respuesta múltiple o abiertas, incluía mapas donde debíamos por ejemplo dibujar los ríos o señalar las islas. Entre ellas recuerdo bien, Sicilia: la isla más grande de Italia y del Mediterráneo.

Panorama de Sicilia

Continua a leggere

Share Button

El baile de la liberación

Con tus ojitos achinados, mujer divina, acaricias el mundo. ¿Qué necesitas luz, dices? Sin ti, la oscuridad. Tú eres los rayos que iluminan el alma y que me toman del brazo para ayudarme a cruzar la calle empedrada. Calma, repites. Te oigo, calma. Tu mirada centra el camino a seguir. Y no te equivocas. ¿Cuántos muros no has derribado? ¿Quién dijo miedo?

Tus manos, ayer suavecitas como las nubes y ágiles como un tigre, hoy huesudas y lentas me despiertan ternura. Nudillos desgastados: los años de tu arduo trabajo. Tu sacrificio para mostrar orgullosa. Nada te lo han regalado. Ni siquiera el amor. Nada lo has robado. Ni una miga de pan. Todo te lo has ganado con esfuerzo y dedicación. Todo, doctora, todito lo que tienes y eres. ¿Tú, cruzada de brazos? Jamás. Tú, el capitán del barco que no atraca por siempre jamás. Continua a leggere

Share Button

Grüezi Diego und Nicole!

It is snowing, but it is not winter. It is summer in my heart. Today is April 26: a memorable day. It started at 7:06 when I turned my alarm off and decided to ignore it; it was raining earlier today, and my bed was as warm as a bun fresh from the oven. Cozy.

I didn’t rush. I took the usual bus and hopped on the usual train for work. Always on time, public transportation here is super. And oh the lake! Everyday, I go across the Zürisee on tram number 5. Typical Swiss tile roofs complete the panorama my eyes caress. Continua a leggere

Share Button

Life is like a caja de chocolates

El domingo es el día del baño, y la Tita como siempre sale calladita, cabizbaja y con los brazos cruzados apoyados al pecho, inertes. Su pelo negro suelto, liso y largo hasta la cintura parece una capa volante. No es al Lago donde va; se acerca hasta la gran pila del patio de la casa comunal donde vive. Observa el agua que danza con el viento y los peces anaranjados que nadan asustados en el fondo. Tienen frío como yo, piensa. Descubriendo su piel de niña de color cobrizo, se quita su güipil y su corte; los dobla con delicadeza y los apoya en la tierra negra y fértil de su pueblo. Mira su propio reflejo en el agua: sus grandes ojos negros rasgados, su nariz ancha, sus labios gruesos, su rostro plano y redondo. Observa como se distorsiona cuando llena el primer guacal. Continua a leggere

Share Button

Tornare a casa

Lago de Atitlán

Lago de Atitlán

Sono passati più di due anni dall’ultima volta in cui sono stata a casa mia. Non casa a Milano dove vivo da oltre 7 anni, ma parlo di casa-casa, dove c’è mamma e papà e tutto ciò che mi rappresenta; quel pezzetto di terra che noi locali chiamiamo el país de la eterna primavera, che anziché essere punto di riferimento è un punto di domanda sulla cartina, in quanto conosciuto solo allo straniero un po’ hippie e tanto avventuroso: Guatemala, il mio Paese natale. Continua a leggere

Share Button